Laudelino Ruiz y la Guerra Civil Española

Librería Ruiz. Rosario, años 40.

La guerra civil española llevó a Laudelino Ruiz a ocupar un lugar protagónico en la defensa de la República. Años antes había participado de la creación del Centro Español de Unión Republicana de Rosario del que fue presidente durante los años 1948 -1950.

Los episodios de la guerra civil en España se vivieron en Rosario con gran fervor. La numerosa comunidad española residente en la ciudad se enroló en uno y otro bando, división que se trasladó a los Centros Regionales. El Centre Catalá, la Agrupación Andaluza y el Centro Asturiano optaron por la defensa de la República. De los otros, algunos adhirieron al bando nacionalista y otros se desmembraron en nuevos centros ante la imposibilidad de sus asociados de llegar a un acuerdo.

El Centro Español de Unión Republicana desarrolló acciones tendientes a brindar apoyo material, afectivo e intelectual a la República. Se organizaron conferencias, espectáculos y otros eventos cuyo objetivo era socorrer a las víctimas y a los huérfanos de la guerra. Ruiz sintió la necesidad de mostrar la estatura moral e intelectual de los hombres de la República frente al constante ataque de la Iglesia y de los sectores más conservadores de la sociedad rosarina. Este hecho lo llevó a trabajar junto con un grupo de amigos en la creación del Ateneo Luis Bello, sección cultural del Centro Español de Unión Republicana. Se contaba así con un lugar en el que intelectuales argentinos y extranjeros de prestigio expresaban sus ideas siempre bajo el axioma Libertad y Cultura. Realizó una extensa labor al frente del Ateneo durante 12 años. Organizaba cursos, conferencias, exposiciones de pintura y homenajes (tal el caso del homenaje a Benito Pérez Galdós en el centenario de su nacimiento). La revista Nueva España, que se publicaba una vez por año para conmemorar el 14 de abril de 1931, da cuenta de la labor del Ateneo entre los años 1937 y 1940. De las conferencias dejaron una profunda huella las de Stefan Zweig, Angel Ossorio y Gallardo, Emilio Mira y López, Mariano Gómez,  Alfonso Castelao entre otras.

La llegada a Rosario del embajador de España Dr. Angel Ossorio y Gallardo  representó  uno de los hechos más significativos durante la Guerra Civil. La prensa local se hizo eco de esta visita. El recién inaugurado Cine Teatro Real albergó a millares de personas y aquellas que no pudieron entrar escucharon la conferencia por altavoces ubicados en la calle.

Laudelino Ruiz se movilizó también en forma personal, en favor de los refugiados. Escribió numerosas cartas a sus amigos con el fin de solicitar trabajo para los exiliados. Su propia casa se convirtió en un lugar en el cual era posible encontrar el apoyo moral y material para superar el forzado desarraigo. En el caso de los intelectuales trató de que las conferencias que organizaba en Rosario se repitieran en otras ciudades de Argentina. El dictado de conferencias era una de las formas que tenían los exiliados de subsistir. Algunos ciclos de conferencias se transformaron en libros editados por Ruiz.

Asimismo, estuvo pendiente de las represiones iniciadas en Francia ocupada por Alemania contra republicanos españoles y en consecuencia peticionó por la libertad de los detenidos mediante la embajada de los Estados Unidos en Argentina. Un extenso epistolario da cuenta de esta tarea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s