Stefan Zweig en la Librería y Editorial Ruiz

En 1940, poco antes de quitarse la vida, el escritor austriaco Stefan Zweig, ya exiliado en Brasil, visitó las principales ciudades de la Argentina y Uruguay, impartiendo diversas conferencias y charlas. A su paso por Rosario, Zweig pronunció una conferencia en el teatro La Opera y más tarde firmó sus libros en la Librería y Editorial Ruiz, propiedad del español Laudelino Ruiz, que funcionaba en un local de la calle Córdoba 1281.

La visita de Zweig a Rosario generó gran expectativa en los círculos literarios y periodísticos de la ciudad, reflejada primero en los diarios y luego en la masiva concurrencia del público rosarino al teatro La Opera.

En el libro “STEFAN ZWEIG Una biografía del Hombre y su obra” Friderique Burger von Winternitz, su primera esposa, cuenta que “(…) En Rosario… la multitud casi asaltó la librería donde Stefan Zweig se detuvo media hora para autografiar los libros que se vendían. Muchas mujeres acudieron con ramos de flores. Centenares de personas trataron de hablar con él. El Intendente municipal, el rector de la Universidad del Litoral, el gobernador de la provincia se reunieron en torno suyo…”  (Editorial Claridad, 1946. Traducción de Alfredo Cahn

Zweig firmando sus obras en Rosario. Detrás, Laudelino Ruiz con dos libros en la mano, y a su izquierda, de traje rayado, Abel Rodriguez (escritor y redactor cultural del diario "La Capital"). Más atrás, Alfredo Cahn, periodista  y traductor de Zweig, de nacionalidad suiza.

Zweig firmando sus obras en Rosario. Detrás, Laudelino Ruiz con dos libros en la mano, y a su izquierda, de traje rayado, Abel Rodriguez (escritor y redactor cultural del diario “La Capital”). Más atrás, Alfredo Cahn, periodista y traductor de Zweig, de nacionalidad suiza.

Además, varios fragmentos de la correspondencia de Stefan Zweig con su primera esposa dan cuenta de su exitosa gira. El 30 de octubre 1940, desde Buenos Aires, le escribe: “(…) La sala fue invadida de tal modo por 1500 personas pues, previamente hubo una cola de 3000, que tuvo que intervenir la policía. He de repetir pasado mañana la misma conferencia, y para ese día el taquillaje está ya desde hoy casi todo vendido. Constituye aquí una sensación el que un escritor extranjero hable en español, y, prodigio sobre prodigio, resulta que hablé bien. El público se comportó de modo fantástico… muy apretujado, no se oía ni un carraspeo, ni el más leve sonido. Luego me encerraron en un cuarto de lectura para protegerme de la multitud. Tuve aquella sensación, sentida tantas veces antaño, de ser un tenor de fama. (…) Hoy he de hablar por radio, y por la noche tengo que dar una conferencia en inglés.”

Zweig en Rosario, 1940. Diario La Capital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s