“La curva de Ebbinghaus” de Carolina Musa.

En contratapa de La curva de Ebbinghaus se transcribe un fragmento del prólogo del libro escrito por Osvaldo Aguirre.

“Según los experimentos de Hermann Ebbinghaus, las posibilidades de conservar un recuerdo disminuyen de manera gradual y creciente a medida que nos alejamos del acontecimiento. La memoria es un efecto del olvido, y su relato un texto al que el transcurso del tiempo erosiona sin remedio, o tal vez despoja de sus aspectos menos significativos. El pasado personal, entonces, es el resultado de una construcción, en la que los documentos y los testimonios no valen tanto como la imaginación, el sueño, las ocurrencias del momento. La poesía puede ser la forma que asume esa representación singular (…) No se trata de la elaboración de un mito, por más que la ficción y la autobiografía se asocien de una vez y para siempre en una escena fundante, la correspondencia con una amiga durante la infancia, cuando la literatura y la vida se confundieron con el descubrimiento de que las palabras ‘hacen cosas’ (…). La curva de Ebbinghaus no habla de la fragilidad de los recuerdos sino de la potencia de la poesía, ‘la única forma de narrarse’, dice Carolina Musa, y así resguardar y dotar de sentido a lo que podría perderse, indiferente, en el olvido”.

PUBLI Tapa LA CURVA DE  EBBINGHAUS

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s