“La curva de Ebbinghaus” de Carolina Musa.

En contratapa de La curva de Ebbinghaus se transcribe un fragmento del prólogo del libro escrito por Osvaldo Aguirre.

“Según los experimentos de Hermann Ebbinghaus, las posibilidades de conservar un recuerdo disminuyen de manera gradual y creciente a medida que nos alejamos del acontecimiento. La memoria es un efecto del olvido, y su relato un texto al que el transcurso del tiempo erosiona sin remedio, o tal vez despoja de sus aspectos menos significativos. El pasado personal, entonces, es el resultado de una construcción, en la que los documentos y los testimonios no valen tanto como la imaginación, el sueño, las ocurrencias del momento. La poesía puede ser la forma que asume esa representación singular (…) No se trata de la elaboración de un mito, por más que la ficción y la autobiografía se asocien de una vez y para siempre en una escena fundante, la correspondencia con una amiga durante la infancia, cuando la literatura y la vida se confundieron con el descubrimiento de que las palabras ‘hacen cosas’ (…). La curva de Ebbinghaus no habla de la fragilidad de los recuerdos sino de la potencia de la poesía, ‘la única forma de narrarse’, dice Carolina Musa, y así resguardar y dotar de sentido a lo que podría perderse, indiferente, en el olvido”.

PUBLI Tapa LA CURVA DE  EBBINGHAUS

 

 

 

Anuncios

“El otoño circular” de Tomás Sufotinsky.

La mirada que se cuelga y se licúa a través de una ventana, posándose sobre las cosas, como se dice una palabra una y otra vez hasta lavarle el sentido. De lo que ahí se ve, nombrar o cifrar apenas -o al menos- la transacción como un testimonio, la distancia irremediable hacia esas cosas como una asíntota. Así como también la búsqueda de un testimonio de lo interno, el sentido y el efecto de los recuerdos, propios y heredados, las ciudades que habitar y el sentimiento incifrable de la pérdida, que refiere a sí mismo todo el tiempo como en un bucle.

Estos son los ejercicios que intentan llevarse adelante en El otoño circular.

PUBLI TAPAS OTOÑO CIRCULAR

“Hueco en el mundo” de Santiago Alassia.

Beatriz Vignoli dice una parte del prólogo de Hueco en el mundo:

“En Alassia, la sonora palabra amasa imágenes y éstas hacen mundo; no a la inversa. Y ese mundo nacido de la escritura se rige por sus propias leyes no escritas, una de las cuales podría enunciarse así: “toda la riqueza que tenemos es esta, es la belleza de nuestras palabras”.

A golpes de verso es que Alassia lucha por bienes tan valiosos como la nada, el vacío, la ausencia. Tanta contundencia se debe a que sus palabras se han enzarzado en un litigio contra la poesía terrateniente, pero un litigio al revés: una pelea donde, como dijera Hemingway en el título de uno de sus libros de cuentos, Winner takes nothing”.

 

Publi tapa HUECO

“Inmemorial” de Diego Colomba.

El prestigioso poeta Carlos Battilana escribe en parte del prólogo al libro Inmemorial de Diego Colomba:

Los poemas de Inmemorial no sólo enuncian lacónicamente, sino que son producto de un proceso de depuración. Como si las palabras del poeta, de manera reticente y huraña, fueran la punta de un iceberg que remite a una región resguardada celosamente. De allí que la poética del libro se explicita como la consecuencia de un esfuerzo de enunciación del que quedan, tan sólo, residuos y minucias: “Un poema/ vive/ de sus restos”. La mayoría de los poemas de Inmemorial son anotaciones que evocan las miniaturas de los haikus; en ocasiones recuerdan el registro aforístico y, en otras, los poemas ínfimos del hermetismo italiano que tiene a Giusseppe Ungaretti como uno de sus modelos. Pero sobre todo, estas anotaciones aéreas recuerdan a Juan L. Ortiz: el paisaje más que ser observado, nos mira. De una manera silenciosa, nos interroga acerca de nuestra incertidumbre vital. La observación del entorno se resuelve en una suerte de destello o de concentrada iluminación, y el blanco de la página sostiene la inscripción de ese conjunto de signos.

Publi Tapa INMEMORIAL

“Sanguíneo” de Verónica Laurino y Fernando Marquinez

Dice el poeta y escritor Tomás Boasso: Sanguíneo es la transmisión poética de la historia de una familia, desde el punto de vista de sus dos primos escritores: Fernando y Verónica; a lo que puede sumarse la voz en común, el nosotros de su parentesco. Cada poema es un eslabón que se trenza en el siguiente, y así, por medio de detalles, se va tejiendo la obra, un único poema equilibrado en tono, imágenes y conceptos. Hay gracia y dureza, personajes luminosos, paisajes. Una charla pulida, versificada para revelar el proceso de pensar-sentir, sentir-pensar que la poesía necesita y agradece.

Publi Tapa Sanguineo

 

PRIMER TÍTULO DE NUESTRA COLECCIÓN POESÍA

Comienza su andadura la Colección Poesía de Baltasara Editora con un nuevo libro de Beatriz Vignoli: Lo gris en el canto de las hojas (Poemas). La obra viene acompañada de un proemio escrito por la misma autora en el que reflexiona acerca de acontecimientos de su vida en los que apoya su creación.  Se divide en tres secciones: I. Albada; II. Refinería y III. Jironadas.publi tapas Lo gris en el canto de las hojas